Lego + Fotos clásicas

Vale, poneros en la siguiente situación: eres una persona que ha jugado demasiadas horas con el Lego, tanto que incluso llegaste a comprar diferentes versiones de la comisería de policia e incluso tenías una llave para desmontar bloques.

Suponte también que además te mola mucho la fotografía, tanto que tienes varias cámaras e incluso esos filtros raros que sólo se utilizan una vez cada dos años. ¿Hasta aquí todo bien?

Vale, ahora imagina que saltando entre enlaces llegas hasta esto: una galería de fotos clásicas realizadas con Lego. ¿Se puede pedir más?

Resulta que Mike Stimpson ha cogido sus piezas de lego, sus equipo fotográfico y ha representado algunas de las más importantes fotografías. Me gustan casi todas, pero especialmente me quedo con la de La estación San lazaro de Cartier-Bresson, la del miliciano de Capa, la de Madrid, la de la guerra de los claveles a lo Star Wars, la del cosmonauta, la de la jugadora de tenis…. buf, todas!

Lo grandioso es que Mike ha publicado también la configuración de la iluminacion de las fotos. Es genial echar un vistazo a esos setups y al equipo utilizado, y luego compararlo con la foto final.

El caso es que esta idea es tan buena que la propia Lego la ha utilizado para su campaña de 50 aniversario (¿casualidad?). La verdad es que la versión de la propia Lego de los hechos de la plaza de Tiananmen o de la caída del Muro de Berlín es la releche.

Si a alguien el interesa, Mike tiene puestas en venta estas fotos y un calendario con algunas de ellas, y alguna que otra que también merece la pena (como esta!).

La Biblia en Google Earth

Estas fotos son escenas bíblicas vistas desde Google Earth: el paraiso de Adán y Eva, el Arca de Noe, Moises cruzando el Mar Rojo y Jesús en la cruz.

Están realizadas por el grupo de artistas “The Glue Society” para la exposición Miami Art Fair.

Leído a Gorriti. Fotos de Creative Review.

Virgen de la Palma

Otra de las historias que más me han sorprendido este verano es la de la Virgen de la Palma.

En el 1755 un espectacular terremoto ocurrió frente a las costas de Lisboa. Alcanzó un 8,7 en la escala de Ritcher y hubo destrozos en toda la península ibérica. Toda la costa atlántica sufrió mucho y 250 años después aún se recuerda como uno de los más devastadores de la historia.

Volvemos a Cadiz. Aquel día, poco después de amanecer, un tsunami barría el litoral. El agua empezaba a entrar en la ciudad destruyendo todo a su paso. En ese momento, y según describe la placa situada allí, un fervoroso sacerdote cogió la imagen de la Virgen, salió a la calle y le ordenó al mar que se detuviera.

Y el mar se detuvo.

En Semana Santa el gaditano barrio de La Viña acude todos los años a cantarle a su virgen en el mismo lugar donde se obró el milagro, pocos metros delante de la Iglesia.

Cromwell y la Wikipedia os cuentan con más detalle aquel seismo.

Vivir en un castillo

Que levanten la mano todos aquellos que vivan en un castillo. ¿Nadie? Bueno pues, salvo que haya en la sala algún familiar de la Cenicienta, me temo que seré yo el que dé un paso adelante.

Vale, yo no vivo en un castillo pero mi abuela sí vivió en un castillo. Para ser exactos vivió en el Castillo de Santa Catalina, en el mismo casco histórico de Cádiz.

Mi bisabuela era la regenta de la cantina del castillo y mi abuela y sus dos hermanas vivieron allí en el periodo entre la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil Española. Durate aquellos años el castillo fortaleza de Santa Catalina era utilizado como cárcel política. Allí vivieron el encacelamiento de Sanjurjo y de Varela. Incluso mi tía abuela llegó a ser tan amiga del hijo del General Sanjurjo que el Diario de Cádiz inmortalizó a los dos niños en una foto abrazados entre lágimas el día de su liberación. Jesús Nuñez cuenta con detalle esta etapa en un artículo.

Mi abuela recuerda con mucho cariño aquellos años, por eso la parada en el castillo era obligatoria durante mis vaciones en la costa gaditana. Momento que también aproveché para ver a la parte de nuestra familia que vive allí.

Las obras de restauración iniciaron en 1990, y aún continuan, pero el castillo está abierto al público. Podría contaros muchas cosas de Santa Catalina: su impresionante silueta en forma de estrella, su ubicación estratégica entre las rocas, las vistas que hay de la Playa de la Caleta, la pasarela al Castillo de San Sebastián… Pero eso dejo que lo descubráis vosotros.

Yo sólo quería decir, muy orgulloso, que mi abuela vivió en un Castillo. Y también que estos días estamos disfrutamos mucho todos juntos viendo las fotos.

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.