El año que crecimos

Estos días mi yo emocional está apostando fuerte por la melancolía. Es algo que me suele pasar siempre al final de todos los veranos.

Quizá sea que el sol ya no calienta tanto estos días. Quizá sea que ando revisando todas las fotos que tengo del verano. Quizá sea que me estoy leyendo “Pequeños eclipses“. Quizá sea por la vuelta al trabajo.

El caso es que esta mañana me he despertado con “Vencidos por el tiempo” metida en la cabeza. Cómo me identifico con esa canción.

Ayer me dió por revisar vídeos de hace un par de años. Vídeo de fiestas, de excusiones e incluso de una boda. Y viéndo esos vídeos, esas fotos, pensé lo increible que es todo: cómo hemos cambiado, cómo hemos crecido, cómo eramos antes, cómo somos ahora, lo que suponen dos años en nuestas vidas, que el presagio de los viejos se cumplió, y también de lo mucho que echo de menos a algunos de ellos.

Siento la necesidad de coger el teléfono y llamaros. A todos.

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.