iPod-tizado

Después de casi dos años de indecisión, al final me he comprado un iPod. Creo que lo voy a usar menos de lo que otra persona lo usaría, pero es el capricho que me he dado estas navidades. Porque yo lo valgo.

Sobre todo lo usaré para oir todo el mp3 que me bajo y que en mi modesto flash de 512mb (una tarjeta MMC dentro de una N-Gage) no cabe. Y para hacer podcasting de audio y video. Y para meter alguna película y vacilar un rato a los que vayan a mi lado en el Metro. Porque lo mejor de los iPods es eso, poder presumir que tienes uno.

Lo he comprado en Apple, ya que no queda ni uno en todo Madrid. Me temo que me llegue en febrero, aunque ellos aseguran que en tres días está aquí. Me conformo con que llegue antes de Reyes.

Será negro, de 30 gigas, y con mi nombre serigrafiado por detrás a láser.

Dice un compañero y amigo que lo mejor de ipod no es el producto en sí, sino la experiencia de tenerlo: desde que lo compras, sigues el envío vía web, el package, abrirlo, usar su rueda….

Yo ya estoy pensando en esa posible mejora del firmware que nos permita reproducir video de alta calidad en pantallas de televisión (que tomen nota en Apple). Mientras, a esperar que llegue con impaciencia.

Calentando motores para la llegada del iPod

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.