Los videojuegos no son arte

En una entrevista realizada para la revista oficial de PlayStation USA, Hideo Kojima, el creador de Metal Gear Solid y quizás el diseñador de vidojuegos más cotizado y conocido junto a Shigeru Miyamoto, se desmarcaba con esta afirmación: “Los videojuegos no son arte”.

Leyendo la entrevista comprendemos el polémico titular: Kojima se refiere al concepto de arte entendido como aquella obra que es capaz de producir sensaciones y sentimientos distintos en cada persona. Sin embargo, para él los videojuegos están diseñados para satisfacer las necesidades y demandas del mayor número posible de usuarios. Por lo tanto, la libertad de creación está supeditada a la necesidad de gustar a la mayoría y no de generar sensaciones únicas. Kojima sí valora el proceso creativo como un proceso artístico: bocetado, trama narrativa, dibujo de personajes, de escenarios, animación de movimientos, etc. Pero el resultado final, el videojuego, no es arte.

Al leer la entrevista he recordado la teoría de “El arte en la era de la reproducción mecánica” de Walter Benjamin, teoría que está en consonancia con las palabras de Kojima. Los que hayan estudiado en la facultad de Ciencias de la Información o vengan de Sociología seguro que la conocerán. A grosso modo, esa teoría habla de la pérdida del aura de las obras de arte provocada por la reproducción mecánica en serie. Un ejemplo sencillo:
En el 1804, el que quería ver “La Mona Lisa” tenía que ir al Louvre (Napoleón la había tenido en su despacho los último años). Ahora por cinco euros tienes una camiseta con la foto de la Gioconda, o una taza de desayuno o incluso una alfombrilla de ratón tridimensional que sonríe si la mueves.

Os dejo el enlace para el que quiera leer el texto de Walter Benjamín traducido al español.

En parte estoy de acuerdo con Kojima, ya que sus argumentos no parecen fruto de la improvisación, sino de una reflexión profunda. Sin embargo debemos aceptar entonces que otros “artes” actuales como el cine o la música tampoco son arte. Entonces ¿es menos artístico un gorgorito de Bisbal que una sesión de jazz en directo en un club de Chicago?

Pues no se vosotros, pero yo no tengo un respuesta clara. Quizás haya que cambiar el concepto de arte. Aunque claro, como el arte es subjetivo…. Voy a retirarme a una cueva para reflexionar sobre el tema.

Por cierto, ¿qué opinaran los chicos de Games are art?

Enlace al blog de Hideo Kojima. ¿Para cuando uno, Miyamoto?

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.