1984 ya está aquí. Algo huele a podrido en google-landia.

Pues parece que poco a poco todas esas profecías que tanto hemos visto en películas o leído en libros como “1984” o “V de Vendetta”, donde todo esta controlado por un poder superior que es quién regula hasta si tiene que llover o no, ya ha llegado.

Soy de esos que es bastante escéptico con todo lo que lee y oye, salvo cuando me interesa dejarme llevar por la corriente. Los medios nos dan lo que nos quieren dar, ni más ni menos. Y habitualmente quienes escriben reciben órdenes de alguien que está más arriba. Y ese a su vez de alguien más arriba. Y a su vez…. y así hasta perderse en la oscuridad.

Pensando en el futuro en internet, siempre he creido que alguien llegaría y le pondría el cepo. Tanta libertad no es buena y todo el mundo desea domar el viento para que sople de su lado. Siempre pensé que serían los gobiernos, pero me olvidé de sus sicarios, las grandes empresas.

Google está adquiriendo un poder tremendo dentro de la red. Tanto que están dejando de ser esa empresa molona y cool para ponerse del lado de los “malos”.

El problema es que todos usamos Google con la sensación de que es un servicio público, puesto allí para ayudarnos, y a veces nos olvidados que son una empresa y que claro, la pela es la pela.

Hace unos meses por fin retiraron la censura a la que les obligó el gobierno Chino, pero se callan todas las restricciones que tendrán hoy todavía para acceder a cierta información.

Conocer toda la red es imposible, por eso no nos damos cuenta de las trampas que nos hace Google cuando buscamos algo. Pero todos conocemos, más o menos, nuestra ciudad. Por eso cuando usamos Google Earth nos hacemos ciertas preguntas. Rescato algunas:

“¿Porque no se puede ver Valladolid capital con definición y sí la base militar que está a catorce kilómetros de ella?”

“¿Por qué se puede ver el puerto militar de Rota con el Príncipe de Asturias fondeado en ella y no la base Americana? Que curioso ¿no?”

Hoy he leído el acuerdo al que ha llegado Google con el gobierno canario para que se modifiquen algunas fotos. Y yo me pregunto: ¿a qué otros acuerdos y con quiénes habrá llegado Google?

En fin, lo diremos todo muy bajito, por si nos oyen. Shhhhhh……

2 Comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. si no podemos hablar, y no podremos escribir, tendremos que aprender a telepatizarnos? chus, esto ya es demasiado fuerte. No me puedo creer q pensemos los dos a la vez en el mismo libro, y en el mismo tema. Cuando lo leas, entenderás que mi 1984 aún transcurre en el mundo real, pero estoy de acuerdo contigo en que Google, por más que lo intente ocultar, es una empresa privada, y obedece a intereses comerciales. Y si, el Gran Hermano no nos vigilará a través de la web cam. Para eso tiene las cookies.

    Comentario por aida — 1 agosto 2006 #

  2. jajajajaj

    Increible. Demasiadas coincidencias.

    Comentario por Jesús — 2 agosto 2006 #

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.