Publicidad hiper-personalizada

Hace ya tiempo que tuvimos conocimiento de la implantación de chips entre los trabajadores de ¿Verisign? como sustitución de las tarjetas de acceso, no sin polémica. Los chips RFID permiten interactuar con aquellos objetos, o con personas humanas que lo lleven implantados, a traves de la identificación por radiofrecuencia. Podemos abrir puertas sin tocarlas, por ejemplo. O enviar información de nuestra posición para estar siempre localizados.

Gracias a ETC he conocido la primera aplicación de esta tecnología a acciones publicitarias. Mini ha instalado vayas inteligentes que te ofrecen mensajes personalizados para aquellos propietarios con el chip en el coche. No sé si es la primera en la historia, pero sí desde luego la primera que yo veo.

La idea es un poco angustiosa y sólo de pensar en el control al que podríamos estar sometidos de instalarnos estos chips me entran escalofríos. Pero por el lado comercial, se abren grandes oportunidades. ¿Os acordáis de Minority Report, donde había máquinas que con sólo leer tu iris hacían aparecer un dependiente virtual que te asesoraba sobre las compras más adecuadas a tu perfil? Pues por ahí se abre un amplio abanico de posibilidades.

Tengo la sensación de que la radiofrecuencia (wifis, bluetooths y demás) nos van a dar muchas sorpresas en este aspecto en el futuro, futuro cercano. Y más en el momemto en que todos nuestros cacharritos electrónicos los lleven incorporados.

1 Comentario »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. por lo visto hace tiempo que usan este sistema en algunos ‘night clubs’ para identificar a clientes VIP y cobrarles sus ‘consumiciones’.

    Comentario por orse — 15 febrero 2007 #

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.