Twitter, la vida la segundo

Vía Kirai he conocido Twitter, y llevo dos días fascinado con ello.

Twitter es una aplicación web, vamos, una página, que te permite postear frases cortas a modo de blog y además hacerlo a cada segundo. La gente lo usa principalmente para:

a) Compartir su estado, es decir, cómo se siente en ese preciso instante.

b) Dejar sus pensamientos por escrito.

c) Escribir lo primero que se le pase por la cabeza.

Y para terminar de rizar el rizo, puedes compartir todo ello con tus amigos o conocidos, o con cualquiera que pase a leerte.

¿Vaya parida? ¿Pero es un blog, sí o no? ¿Pero quién lo usa? ¿Pero de qué me estás hablando? ¿Lo cuentas todo? ¿Excesivo control de tu vida, no?

Por partes: Sí, aunque se vista de seda no deja de ser una mona, digo… un blog. Y sí, es un paso más en la exhibición total de tu vida online. Algunos se lo toman a conciencia y cuentan todo: cuándo desayunan, comen, mean… ¿Es interesante? Sí, como lo es un blog, sumando además ese puntito morboso.

Por ejemplo, hasta ahora podías leer el blog de una persona, ver sus vídeos, sus fotos, sus enlaces, su música…. y eso sería más que suficiente para hacerte una idea clara de cómo es esa persona. Ahora Twitter te ofrece la posibilidad de meter una cámara en el cerebro de esa persona y conocer todo lo que piensa.

Puedes conocer lo que piensa entre post y post el bloguero al que lees habitualmente y quedarte de piedra al ver algunas de las cosas que escribe. Puedes darte cuenta que quizás la gente no está tan cuerda cómo parece y que todos tenemos nuestros momentos de ida de olla.

Twitter es realmente la vida al segundo. No hay distacias temporales, lo que pienso lo puedes saber tú al instante. ¿No es fantástico?

Pero aún hay más: escribir en Twitter es tan fácil y sencillo que se vuelve adictivo. Puedes usar el gestor de contenidos de su web, puedes usar tu messenger para postear, mandar un sms desde el móvil si estás en la calle, instalarte un widget en el escritorio del pc…. Esto fácilita la escritura impulsiva y los pensamientos poco reflexionados. Muchos de los twits son frases disparatadas, con una ortografía y una sintaxis poco cuidada en algunas ocasiones, pero de una fuerza tremenda.

Luego, como en todas partes, la libertad de creación da lugar a la convivencia de Twitters personales, ya sean desconocidos o líderes mediáticos (Jeffrey Zeldman o ¿el auténtico Steve Jobs?), con twitters ficticios (Homer Simpson o Bill Clinton), o los twitters automáticos alimentados por robots (Google News US).

El caso es que he estado investigando y veo que hay ya muchos enganchados (Kirai, Mini-d, Javier Cañada…). Lo reconozco, yo tampoco he podido resistirme.

Si alguien se anima a twittear, que avise.

Hay un gráfico que se está repitiendo hasta el aburrimiento, que pertenece a un artículo que explica el fenómeno Twitter, y que yo os adjunto aquí.

Actualización 27-02-07: Jose Ignacio (sin acento), me ha rogado encarecidamente que corrija mi libre interpretación del gráfico de arriba. Dice que, más que libre, me lo he inventado. Bueno, pues para los amantes de las interpretaciones correctas de los gráficos, allá va la buena.

El grafico superior es una curva asintótica que explica la relación existente entre dos variables: el tiempo entre interrupciones en el eje horizontal y los últimos 27 años en el eje vertical.

Con el paso de los años, nuestra capacidad de concentración en el quehacer diario se ha ido reduciendo: las llamadas al móvil, el mail, los blogs, la notificación de feds RSS, y ahora Twitter. Estamos llegando a lo que “asintóticamente” sería una gigantesca interrupción. jio jio jio

¿Vale ahora?

1 Comentario »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. [...] Tania me ha pasado un artículo de La Vanguardia sobre Twitter. Yo reconozco que lo uso y que me gusta. Me gusta muuuuucho. [...]

    Pingback por Caleidoscopia » Blog Archive » Twitter sí — 10 abril 2007 #

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.