La moraleja de Bola de Dragón

Me gusta Bola de Dragón, o Dragon Ball. Me gusta mucho. Ahora no presto mucha atención al tema, pero sin duda les he dedicado gran parte de mi infancia y adolescencia.

Me conozco la serie de memoria, incluso podría participar en un gran test. Mi hermano también podría contestar, y seguramente acertaría más que yo.

Siempre he defendido esta serie. Sus seguidores fuimos (somos) considerados gente violenta y degenerada. Las asociaciones de padres, desinformadas y trogloditas, consiguieron durante algunos años censurar su emisión en televisión. Esta gente se quedó en la anécdota y no fue capaz de profundizar en la verdadera esencia de la serie.

Durante mucho tiempo he dado vueltas a la auténtica moraleja que pretende enseñarnos Akira Toriyama con ella, consciente o inconscientemente. Hoy las comparto con vosotros:

  • Primera: Por mucho que te empeñes siempre hay alguien mejor que tú. Esfuérzate por querer ser mejor, pero no por ser el mejor.
  • Segunda: Trabajar en equipo es la única manera de alcanzar los objetivos. Colabora.
  • Tercera: Los amigos son el mejor tesoro.

¿Qué alguien me diga si hay muchas series o películas que puedan enseñar esos valores? Ya estáis todos comprando y leyendo la Última Edición, que ahora es en color (malditas reediciones).

2 Comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. Pero lo editan en el formato original en el que se editó en japon :]

    Comentario por zafyro — 10 abril 2007 #

  2. Claro, pero podía haber salido antes… No justo ahora que acabamos de completar la colección de los cutretomitos minitaurizados e hiperpixelados y con papel chungo. Snif Snif….

    Comentario por Jesús — 10 abril 2007 #

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.