Pararse a pensar

¿No os pasa con algunas películas o con algunos libros eso de que tienes que hacer alguna parada porque lo que ves te traspasa como una bala y necesitas sentarte a madurar lo leído?

A mi me ha pasado estos días con “Paracuellos“, el tebeo sobre la vida en los Hogares Sociales de la posguerra española. En más de una ocasión he tenido que hacer un descanso para reflexionar, para pensar.

No ha sido sólo por devolverme a un patio de colegio como decía ayer, sino también por todas esas escenas de miseria, de sufrimiento, de violencia sin sentido. Esto me había pasado anteriormente con “Maus“, otro de los clásicos del comic internacional que describe la vida de una familia de judíos durante el holocausto.

Todos aquellos que hayan leído ambos títulos estarán de acuerdo conmigo que quizás la clave está en la naturalidad con la que se cuentan episodios de indescriptible sufrimiento para los personajes, así cómo la fuerza con la que ese dolor llega a transferirse a ti, que estás en tu casa tan tranquilo. Además, el hecho de saber que ambas historias son autobiográficas y, por lo tanto, reales, le añade mayor carga emocional a la lectura.

Paracuellos y Maus deberían ser de lectura obligatoria en los colegios.

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.