El día que Dover se electrificó

Los grandes cambios son dramáticos. Siempre. Ya sea para ir a peor o para ir a mejor. El ser humano es animal de costumbres y los cambios no le gustan.

Yo soy de los que creció escuchando a Dover. Mis años de adolescencia están marcados por sus canciones: salté como loco en los bares con “Serenade” y “Devil came to me”, analizábamos sus canciones en clase de inglés, aquellos anuncios de ‘Radical fruit’ eran “oh!” …. nunca faltaba una canción de ellos en mis cintas de “recopilatorios”. En definitiva, sus canciones me traen recuerdos de cuando no había preocupaciones.

Por eso el cambio no ha sido fácil de asimilar. Era extraño encontrar samplers electrónicos donde antes había rasgueos de guitarra. Pero me gustan. Sí.

Este cambio me permite conservar la banda sonora mis recuerdos intacta y utilizar el nuevo sonido para esta nueva etapa de mi vida, tan llena de cambios.

Ya estáis tardando en haceros con “Soldier”, su nueva canción.

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.