Corre, arbitro, corre!

Un equipo juvenil que agredió a un árbitro, castigado a dirigir partidos.

[...] En el partido disputado por su equipo el pasado día 1, contrariado por una tarjeta amarilla que le mostró el árbitro, arremetió violentamente contra éste. En la agresión intervinieron otros dos compañeros del equipo. [...]

Estoy convencido que los arbitros de primera división no se equivocan de mala fé (eso quiero creer, claro) pero la verdad es que son muy malos. Sin embargo, ser arbitro en las ligas inferiores es un acto de valentía. Te la juegas en cada corner, en cada tarjeta, en cada falta sañalada.

Sería bonito quer alguno de estos becerros se llevaran algún susto mientras arbitran. Así sentirían en su piel lo que es correr mientras doscientos trogloditas tratan de lincharte.

Enganchado al “Broken Sword 3″ de PS2

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.