Sexo, cervezas y algunas otras cosas

Pero hay un sitio común a ambos. Un sitio en el que no existe el miedo, donde ya no tienen cabida ni las palabras ni el pensamiento, no hay tiempo, ni memoria, sino solo deseo, piel ardiente buscando otra piel, puro y básico, esencia: solo sexo.

El sexo, antiguo como el mundo, diferente cada vez, es lo que nos diferencia, y sin embargo, es donde más nos parecemos. En ese momento, el corazón late con la misma velocidad y uno cae rendido en la cama, exhausto, nada más terminar, con una sonrisa de satisfacción escapando de los labios.

Tenía pendiente desde hace tiempo hablar de “Sexo en Madrid”, el blog que una buena amiga lanzó hace unos cuantos meses pero que descubrí hace pocos días. Ella y el resto de compañeras de facultad están escribiendo en esta bitacora colectiva que “Sex in the city” (el nick de ella) dirige con mucho gusto.

El texto de arriba pertenece a uno de sus post. El blog promete mucho: amigos, alcohol, amor, pensamientos profundos y sexo. Yo ya me he enganchado, y más desde que han lanzado una línea de ropa para groupies quinceañeras. ;-P

Suerte para Aida y las demás. Y a escribir más a menudo, que nos estamos despistando.

Sin comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.