Mi segunda vida

El viernes pasado disfrutamos de un estupendo encuentro con Luis Sotillos, responsable de Second Life Spain. Jorge os cuenta más cosas sobre ese encuentro. Yo sólo voy a contaros mi experiencia dentro de ese universo virtual, o metaverso, como parece que es más técnico llamarlo.

Para los que no lo conozcan, Second Life es un mundo virtual donde no sólo puedes comunicarte y relacionarte con otras personas, sino que además puedes negociar y ganar dinero. Atención a esto que no es sencillo:

  • No es un juego online, como World of Warcraft.
  • No es un simulador social, como Los Sims.

Es lo que acabo de decir, “un chat 3d” mejorado. Digo mejorado porque, además de personalizar tu imagen y poder moverte en 3d, la gran ventaja es que puedes negociar con objetos que puedes comprar o crear tu mismo, como si fueras un alfarero digital, y luego venderlos. También puedes realizar trabajos de los muchos que se ofrecen: gogo, dependiente, arquitecto, acompañante, arrendatario de tierras, guía de museo, prostituta/o… Y tú puedes cobrar en moneda ficticia sólo válida en Second Life o canjearlo por moneda de verdad. Es decir, cobrar en euros. Tal y como suena.

Eso sí, los tipos de cambio son bastante bajos. Pero si negocias con tierras te puedes forrar porque, como si esto fuera Madrid en el año 2007, el suelo es el bien más preciado. Tener un pequeño espacio es algo necesario si realmente quieres ser alguien.

Todo esto es complejo. A ver si en los próximos días puedo contaros más cosas en detalle. Por ahora me dedico a probar esta segunda vida ocasionalmente, pero ya sé que:

  • No es un universo, sino un chat más, con viejos conocidos que se relacionan entre ellos y recien llegados ignorados. Y además pocos son quien dicen ser.
  • Que dos tetas tiran más que dos carretas, y que el sexo es el principal tema. Ligar, ligar, ligar, sexo, ligar…
  • Que a pesar de esto, tiene un potencial increible para desarrollar iniciativas empresarales, culturales, sociales… Asombroso, de verdad. Ójala Second Life dure lo suficiente como para poder verlas.

Os dejo algunas imágenes de mi último paseo, con los compañeros de trabajo en plena reunión de equipo en la sede que mi compañía ha abierto en Second Life. En serio. Mi personaje es el de la chaqueta de cuero. Reconozco que luzco mejor que cuando dedidí pasarme por Los Simpsons.

Si alguien quiere que visite su segunda vida, que deje el nombre de su avatar o dirección en los comentarios y prometo hacerle una visita.

3 Comentarios »

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

  1. mhhh, ¿quién es esa moza tan maciza, vestida de blanco con la que estas sentado en el bar?

    Comentario por dani — 9 febrero 2007 #

  2. [...] Caleidoscopia Un blog de bigchus.com « Mi segunda vida [...]

    Pingback por Caleidoscopia » Blog Archive » Risas y márketing en Second Life — 11 febrero 2007 #

  3. [...] que Second Life se parece más al desierto del Sahara que a la ciudad prometida, llena de manantiales de leche y [...]

    Pingback por Caleidoscopia » Gaia online: Y el anime se hizo comunidad — 29 enero 2008 #

Dejar un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.