La mujer: cosa de hombres

Como dice la canción, este es un mundo de hombres. Vivimos en un mundo de hombres donde el 99% de las cosas están hechas por y para nosotros. Es fácil ser hombre.

En la semana en la que las instituciones públicas andan sumergidas en una nueva campaña contra la violencia de género, RTVE ha utilizado su espacio “50 años de tve” para hacer una retrospectiva de la imagen de la mujer en la publicidad y en la tv.

Podéis ver el vídeo íntegro en la web de RTVE. Es impresionante. Ojalá llegue el día en que no haya que hacer estos vídeos.

Zapatos de gamuza azul

No me pises más,
mis zapatos de gamuza azul.
No me pises más,
Mis zapatos de gamuza azul.

Estaba volviendo esta tarde del dentista, aún dolorido y ciertamente cansado de un viaje en metro de una hora y dos transbordos, cuando al llegar al último pasillo he empezado a escuchar a alguien cantando. Era un hombre de cincuenta y tantos años, con guitarra española en las manos, tocando la versión traducida de “Blue suede shoes”.

Su manera de tocar no era nada profesional, ni siquiera amateur. Nada de micrófonos y voz de conservatorio. Nada de un amplificador en un carrito. Nada de eso. Él trataba de rasgar las cuerdas de su guitarra con la intención de obtener sonidos más o menos acordes y, al mismo tiempo, golpeaba la caja para hacerse los acompañamientos.

Nada de buena chaqueta de cuero, gafas de sol y pose de estrella. No. Allí estaba él, con vaqueros bien subidos, polo verde y una cazadora marrón.

Pero muchos huevos, eso sí.

Mientras iba caminando escuché su acelerada y semi-angustiosa voz repetir la estrofa un par de veces más, silenciándose poco a poco unos pasos atrás. Y en ese instante no pude dejar de imaginar que, a lo mejor, hace apenas unos días, su jefe, un engominado veinteañero ya subdirector de una de las muchas empresas grises y absurdas que hay, le firmó su finiquito y con un cínico apretón de manos le mandó al paro. La crisis, dicen.

Frente a otros, daba la impresión que él no deseaba estar allí. No quería estar allí. Él no era como esos otros divos que van al metro con la falsa ilusión de que una mañana un príncipe musical venga en su caballo blanco y les ofrezca producir un disco que les haga sonar en los 40principales. Él no estaba esperando poder dar una entrevista contando su humilde historia de músico callejero. Tengo la impresión de que no, que él no.

Él cantaba con voz seca, dura. Él cantaba con la voz del que sabe que la nevera sigue vacía y que hay que salir a pelear el plato de sopa. Con la voz del que ha cogido la guitarra que acumulaba polvo en el fondo del armario y se echa a la calle para conseguir salir adelante. Él cantaba con la voz de aquel que no tiene verguenza porque hasta esa la ha empeñado.

Y allí se quedó, mientras yo me iba a casa.

Y aunque mi imaginación había recreado en mi cabeza aquella escena típica de cuento de navidad, y con la duda de si esa historía pudiera ser verdad, salí del metro, sonriendo, tarareando su canción.

Hay que joderse qué tonto es todo algunas veces.

Wii-pillada

Me parto con esta noticia. Huele mucho a bulo o a leyenda urbana, pero aquí os la dejo.
Resulta que un soldado norteamericano destinado en Irak se enteró que su mujer le había puesto los cuernos en su ausencia gracias a la Wii. Resulta que encontró un Mii (personaje personalizado) que él no había creado y, revisando los archivos de uso que la Wii crea automáticamente cuando juegas, vió que ese Mii y el Mii de su mujer jugaban a los bolos por las noches. Mmm…. ¿bolos?

Si es que una cosa es que se tiren a tu mujer, y otra muy diferente que además jueguen a tu Wii.

Completando la sopa de letras

Resulta que hace algunos meses una insustancial discusión de tarde de domingo llevó a Abel a apostar que en una sopa de letras estaban todas las letras del abecedario. Cual fue su sorpresa al comprobar que faltaban la “U” y la “W”. Abel, ni corto ni perezoso, escribió a Pastas Gallo, la marca del paquete con el cual estaba haciendo su rigurosa investigación, tratando de obtener respuesta sobre la ausencia de estas letras.

Y así comienza una de las muchas anecdotas de consumidores insatisfechos de las miles que hay por la red. Estamos acostumbrados a ver como en estos casos las compañías ningunean a los consumidores. Todos los días oímos hablar de casos en los que las empresas se aprovechan de nuestra incapacidad de defensa para vulnerar nuestros derechos.

Y no hace falta irnos muy lejos, ¿verdad? Yo mismo os podría contar que llevo más de cuatro meses pegándome con mi proveedor de internet, o las desventuras que he sufrido con las empresas de muebles estos días.

En estos casos lo normal es que el consumidor, aburrido, abandone su reclamación consciente de que lo de David contra Goliat fue un chispazo de suerte. Y sólo los más obstinados y persistentes consiguen hacer el ruido suficiente para que alguien por lo menos se digne a mirarlos:

En la mayoria de estas batallas consumidor-compañia hemos asistido a peleas con todo tipo de resultados, pero en la mayoría se cumple el mismo patron:

  • Cuanto más grande es la compañía peor es el trato que dispensan al consumidor.
  • Cuando la queja se hace pública en los medios, nomalmente se hace una mala gestión. Siempre hay algun portavoz que da una mala contestación o hace gala de malos modales.
  • Sólo cuando la cosa hace mucho ruido y se sale de madre, es cuando alguien reacciona y rectifica.
  • Y a veces, ni siquiera así se consigue.
  • Por eso algunos usuarios se toman la justicia por su mano, que también es lícito.

El caso de Abel es un caso de victoria de un consumidor con una queja algo provocativa pero divertida y que ha sido fantásticamente bien gestionada por el departamento de comunicación de Pastas Gallo. Enhorabuena a Silvia y a Abel por habernos mostrado el camino.

En el blog Me faltan letras podéis seguir toda la correspondencia intercambiada entre Abel y la gente de pastas Gallo.

Las mujeres aterrizan con fuerza en el mundo de los videojuegos

Mientras cargo el DBZ Tenkaichi 3 versión japonesa que me ha pasado Josi (guiño guiño), voy a escribiros unas líneas sobre videojuegos. En concreto sobre la estrategia de Nintendo con respecto al público femenino.

Hace unos días leía que Nintendo había pedido a tres españolas conocidas (Regás, Freire y Palazón) que echasen unas partidas a su nuevo Zelda para Nintendo DS para luego ir a una rueda de prensa a hablar de las bondades del juego. Este evento se sitúa dentro de la normalidad de eventos de las relaciones públicas y no tendría nada de especial si no fuera porque:

  • a) Son tres mujeres.
  • b) En el mundo de los videojuegos.
  • c) No enseñan ni pechuga ni pierna.

¿Recordáis a Amparo Baró protagonizando el anuncio de Brain Training? En el resto de Europa también lo hizo una mujer, Nicole Kidman, con gafas y jersey de cuello vuelto.

Ya lo hemos hablado en alguna ocasión: el público de videojuegos está cambiando. Pero me centro hoy en el caso concreto de las mujeres.

Resulta que Nintendo ha sido la única compañía que ha entendido que parte de la victoria en la Guerra de las Consolas reside en incorporar nuevos públicos al sector. Y puestos a ganar público, ¿por qué no ir de cabeza a por las mujeres? Desde luego lo están consiguiendo.

Kirai me puso sobre la pista de estas gráficas sobre el perfil de los usuarios de Nintendo DS en Japón (grafica de arriba). Si os fijáis bien, las cifras pertenecientes a mujeres (rosa) son similares, y en algunos casos superiores, a las de hombres (azul). Y lo mejor de todo: fijaros en los altos porcentajes en edades adultas. Y como no podía ser de otra manera, en Wii son también muy parecidas, incluso más claras.

De estas gráficas me gusta en especial la perteneciente a Game Boy Advance (aquí debajo), sistema anterior a Nintendo DS. ¿Os habéis fijado en el alto porcentaje de mujeres jugadoras entre los 35 y los 35 años? Viendo estos datos se me ocurre que alguien en Nintendo encontró en ellos la clave para parte de la estrategia de desarrollo y venta de DS y Wii.

Y es que siguiendo con datos, un 40% de los compradores del juego Zelda Phantom Hourglas en Japón han sido mujeres. No sé si es antes el huevo o la gallina: si Nintendo está consiguiendo despertar en las mujeres la jugona que todas llevan dentro a base de campañas de marketing, o si realmente ellas son las que han obligado a Nintendo a desarrollar juegos menos testosterónicos y algo más orientados a ellas.

Y con clase, que hacer juegos para mujeres no consiste solo en pintarlos de rosa y poner unos ponys correteando en pantalla.

Caballeros, prepárense para agarrar fuertemente sus mandos. Sus madres, esposas e hijas están preparando el asalto.

Benny Hill

Llevo unos días queriendo hablar de Benny Hill pero no sé cómo enfocarlo. Todo empezó cuando me compré la edición coleccionista en dvd de “El show de Benny Hill”.

La verdad es que para mi Benny Hill no sólo es uno de mis cómicos favoritos, sino que además le tengo reservado un hueco dentro de mi álbum de recuerdos.

Yo veía Benny Hill cuando era pequeño. Disfrutaba bastante con ese humor medio bobo y medio picaron; disfrutaba con esos skecths absurdos en los que Benny Hill se disfrazaba de mayordomo, de músico o de casanova veneciano; disfrutaba con la cortina de introducción de la Thames Televisión; disfrutaba con esas carreras con la canción de fondo “Para Elisa” a doble velocidad; disfrutaba fascinado pensando que mi padre, años atrás, también se había reído viendo a Benny Hill.

No sé cual de esas cosas me gustaba más, pero sí sé que deseaba con fuerza que llegara la hora en la que empezaba el show. Y en aquel entonces, yo disfrutaba del programa sin pensar en nada más, sin pensar en las posibles connotaciones de sus gags o de la segunda lectura que se podía hacer de sus bromas. Disfrutaba de forma limpia y sincera de su humor.

Ahora tengo algo más del doble de años de los que tenía entonces, y sigo pensando que Benny Hill es uno de los cómicos más grandes de todos los tiempos. Pero creo que me he quedado sólo.

Ya en verano la BBC retiró este programa por representar valores retrógrados y sexistas, y estos días he ido certificando esta idea al hablar del tema con amigas pero también con amigos. Resulta que Benny Hill ya no es políticamente correcto.

Yo no voy a salir a la calle con espada y escudo a defender algo que es complicado de defender puesto que las opiniones son como los culos: todos tenemos uno. Pero tampoco voy a enterrarlo en lo más profundo de la tierra.

Ciertamente el show de Benny Hill tenía una alta carga erótica, en ocasiones necesaria y en ocasiones gratuita, a veces ganaba y a veces perdía. Sin duda es difícil sentarse a verlo sin tener en cuenta que hay gente que quizá se sienta molesta con la escena. Pero también creo que todos los que vemos Benny Hill no somos tan malas personas, al menos no sólo por ello (guiño guiño).

Así que, una vez dicho esto, me despido hasta mañana. 1560 minutos de humor inglés me esperan.

Esto lo vamos a pagar caro

Madre mía! ¿Qué día ha hecho hoy? Si es que no hay derecho: 22 grados ya, y eso que no hemos llegado ni a mayo.

Esto lo vamos a pagar caro. Y más si no hay agua, porque cómo no llueva….

Dicen que este verano va a ser el verano de la historia.

Eso me ha dicho el taxista. Cuanta razón tiene.

No he visto todavía Una verdad incomoda, pero tampoco me hace falta que venga nadie a contarme algo que ya llevo viendo hace años: nos vamos a tomar por culo.

San Valentín y los tiempos modernos

No quiero acostarme sin dejaros el enlace a la columna de hoy de Cristina Fallarás en el diario ADN, sobre San Valentin y la modernidad.

Cómo me gusta este diario, a pesar de sus muchos errores. Y cómo me gustan sus columnistas, en especial Mariola Cubells.

Acciones urbanas, segunda parte

300 viajeros del Metro de Nueva York se olvidaron los pantalones. ¿Me pregunto por qué en Madrid no pasan estas cosas?

Un día de estos organizo yo una quedada así. Lo prometo.

Sanidad pide a la Justicia que suspenda la norma de Madrid que suaviza la ley antitabaco

Sanidad recurre el decreto del tabaco de la Comunidad de Madrid. vía elmundo.es

Yo no la recurría, directamente la retiraba. Lo que no sé es cómo se llegó a aprobar esa estúpida norma. Y empezaba ya con las medidas sancionadoras para los que incumplan la Ley Antitabaco, que la respetan muy pocos.

Si yo fuera presidente del gobierno, lo primero que haría sería PROHIBIR EL TABACO. Por eso nunca seré presidente del gobierno.

Viaje al centro de la tierra

La gente de elmundo.es acompaña a Ruiz-Gallardón en su visita a las obras de la M-30. Que no es por no perforar. Si hay que perforar se perfora. Ahora bien….

Ojo a la primera parte del video: “¿te acuerdas de cuando metimos la línea 10 por debajo del río, que todo el mundo decía que era imposible?”. Si quieres saber cómo termina esta historia, ve el video.

No sólo sabe posar, además es licenciada

Se llama Kaori Takeda [...]. No es modelo, aunque lo parezca, y a su llamativa belleza hay que añadir unas excelentes dotes intelectuales. No en vano, es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas [...]. Leido en As.com.

Ojo, que no es sólo un cacho de carne, que se ha sacado el título de Publicidad y RRPP. A ver qué te has pensado…

Fran, Fer y Borja

Teatro: La escena transcurre en la planta segunda del Zara de la calle Princesa, Madrid. Tres chicas conversan.

  • Chica A: El otro día en el ‘Accesoris’ de La Moraleja ví el bolso perfecto, pero no me lo compré. ¡Qué bolso! Le dije a Borja: “Ay, Borja, déjame despedirme de él”. Tía, tienen abajo los zapatos de leopardo. Ahora mismo voy a ver si hay de mi talla.

[Chica A desaparece por la izquierda]

  • Chica B: ¿Zapatos de leopardo?
  • Chica C: Sí, abajo tienen zapatos de leopardo.
  • Chica B: Amm. ¿Sabes? Esta noche viene un chico nuevo. Se llama Fran.
  • Chica C: ¿Fran?
  • Chica B: Sí, Fran. Fran y también Fer, claro.
  • Chica C: ¿Y es mono?
  • Chica B: Bueno.
  • Chica C: ¿Qué nota le das?
  • Chica B: Pues… un seis, o seis y medio.
  • Chica C: ¿Seis y medio? Esos son los más interesantes… ¿No?

[Chica B y Chica C se miran. Chica A entra por la izquierda.]

  • Chica A: Tía, no hay de mi talla. Que pena, con lo bien que me quedarían con el bolso.

Mejorar tecnológicamente

¿Qué es mejorar tecnológicamente?

Mejorar tecnológicamente es quitar todas las taquillas y tornos de la línea 3 de Metro y sustituirlos por cientos de máquinas expendedoras de billetes y otras tantas barreras electrónicas, automatizando todo el proceso. Ahora hay media docena de empleados en cada estación, y otra media de vigilantes jurados, reparando los tornos atascados y avisando cuáles son las máquinas que no aceptan billetes cuando antes sólo había un vendedor y un vigilante. Por no hablar de las colas gigantes para picar.

Pero hemos mejorado, tecnológicamente hablando.

Pechos fuera!

No, no hablo de la tendencia de las barcelonesas a dejarse el sujetador en casa (demostrado, que no comprobado!).

Estoy hablando de esto:

‘Baby talk’ es una publicación estadounidense gratuita dirigida a mujeres que acaban de estrenarse como madres. En una muestra de aproximadamente 4.000 lectoras, la cuarta parte de las reacciones a la portada fueron negativas. (leer noticia)

Como signo de protesta pido a todos que hoy se lleve un pecho fuera. Yo ya lo llevo.

Publicidad socializadora

El Ayuntamiento de Bilbao y BBK impulsan una campaña conjunta contra las agresiones sexuales durante las fiestas. (leer noticia)

Buena campaña para socializar contra la violencia de género. Podrían hacerla extensiva a toda España, ya que se parece mucho a la famosa “Si da, no da” o al “Póntelo, pónselo”. Esperemos que sirva para algo.

La más hermosa

Texto irónico:

“Esta de aquí arriba es nuestra nueva Miss. Es oficialmente nuestra representante internacional más bella. Y el que diga lo contrario… miente. Esos que dicen que cada año son más feas no tienen ni pizca de razón. Y sí no, ver la galería de fotos y videos del certamen de ‘belleza’.”

Actualizado 06-04-2006: Ante los númerosos mails recibidos en la redacción, queremos decir que:

a. No dudadmos que para su familia será la más guapa, pero la nueva Miss España es un poco ….. de belleza singular.

b. Que una mañana en el Metro o una tarde haciendo la compra se pueden ver chicas más guapas que las que se presentaron al concurso.

c. Que no queremos que los guiris piensen que las españolas son todas así.

Blockbuster, piratería y Yoko Ono

Pues por si alguien no se ha enterado todavía, Blockbuster cierra. La semana pasada decidió echar la reja en sus 94 tiendas ante los malos resultados económicos y despidió a sus cerca de 700 trabajadores.Y como echarle la culpa de todo a Yoko Ono hubiera sido muy cantoso, pues decidieron culpar de ello a la piratería.

Atención al chiste del mes: Esto es un una cadena de alquiler de películas que llega y dice: “jarrrrl, tenemos que cerrar, pecador! No puedo, no puedo! La culpa es de tu madre. ¿comor? De tu madre y de la piratería! Esos fistros de la pradera, que se bajan las pelis…”

Yo no voy a decir que la piratería no es un problema. Es un tema muy serio y que se debería analizar y tratar (aunque no tiene fácil solución). Pero pretender que creamos que todo es culpa de la piratería… es un poco como de chiste, ¿no? Yo hace años que no alquilo allí, pero todavía recuerdo que cobraban 2,5 euros por una noche. Algo tendrá que ver la mala gestión en todo esto. Jorge Cortell hace una lista de todos esos errores en su blog.

Yo veo un problema que se repite con mayor frecuencia cada vez: muchos negocios se resignan a adaptarse al mercado. No aceptan la evolución y pretenden que sus ventas y sus resultados contables sigan siendo los mismos sin mover un dedo. Hace ya unos años que la tecnología ha dado un tremendo golpe en la mesa y está revolucionando muchos aspectos de la sociedad. Y muchos negocios pretenden seguir con los ojos cerrados.

Es mejor culpar a Internet y a los piratas. Yo cada vez que oigo esta palabra me imagino a un tipo con barba, pata de palo, con dientes de oro y un loro en el hombro, y que esta sentado delante de su ordenador riendo de forma hilarante porque e acaba de bajar el último disco de Shakira. Piratas somos todos.

Pero mejor culpar a estos piratas que pensar que los elevados precios, el poco stock, la televisión por satélite, la tdt, las máquinas de alquiler 24horas, etc. son la causa.

Que nadie se asuste, porque sin duda lo de los piratas no es más que la excusa tonta para abandonar un mercado poco rentable. Pero sí debemos quedarnos con la idea de que los negocios deben evolucionar. ¿Si yo puedo alquilar una peli y pagar por fracciones horarias, a un precio bajo y con un amplio catálogo, por qué voy a ir a un sitio que me pilla lejos de casa, donde espero largas colas y nunca puedo traerme lo que quiero?

Nota de agradecimiento de A.N.A.

La Asociación Nacional de Atascos quiere agradecer a todos los madrileños su colaboración estos días. Sabemos que es complicado, pero gracias al esfuerzo de todos estamos consiguiendo los mejores atascos que nunca se han visto en este país.

No importa que sea por la mañana o por la tarde, da igual que sea miércoles mediodía o sábado noche, la M-30 o la calle Leganitos, el Puente de Mayo o Semana Santa… siempre estamos ahí, atascados. Y aunque acaben las obras, nosotros seguiremos allí, insistiendo. No pararemos hasta tener todas las calles atascadas con nuestros coches.

Atascar es cosa de todos.

Acciones urbanas y manifestaciones sociales

No sé si es correcto llamar a esto así, pero mientras buscamos una etiqueta así se queda. Acabo de hablar de acciones sociales con el caso de Ryoko (intercambio de objetos por correo). Este tipo de situaciones me resultan fascinantes.

Recuerdo hace un par de años que se puso de moda lo de las concentraciones programadas (y no me refiero al caso “Pásalo”). La gente se citaba vía mail, sms o en foros web para concentrarse en sitios concretos, realizar algún tipo de chorrada, y automáticamente disolverse. Como un happening pero sin detonante artístico o político, sólo por el hecho de participar. Algunas llegaron a salir en medios, como cuando se pararon delante de un dinosaurio en “Toys ‘r us”. Este fenómeno se llamó “flash mob” y podéis encontrar más información en la red.
Hace unos días leí en Denegro (Denegro, eres un filón de información) una iniciativa que consiste en bajarse un recortable de una furgoneta, decorarla y hacerla una foto para luego suibirla a un blog con más furgonetas decoradas. Se llama Cut Cut Cut, y yo ya estoy pensando en cómo voy a decorar la mía. Es un rollo parecido a lo que hacen en Ropafriki, donde los compradores mandan fotos vestidos con las camisetas que han comprado.

Este tipo de acciones son propias de internet por la facilidad que da el medio: inmediatez, sociabilidad, comunicación, información insustancial, intercambio, etc… ¿Alguien se anima?

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.